• January 31, 2023, 7:14 am
  • info@hastaquecaigalatirania.com
  • Error>

Caritas: 90% de la población venezolana está malnutrida

Caritas: 90% de la población venezolana está malnutrida

Caritas: 90% de la población venezolana está malnutrida

Caritas: 90% de la población venezolana está malnutrida


Desde la Redacción Hasta que caiga la tiranía

El alto costo de la vida en Venezuela ha llevado a consumir menos proteína, tanto que organismos de nutrición reporta que el 90 por ciento de los ciudadanos no consumen estos alimentos, incentivando a una dieta basada en carbohidratos, lo cual no es saludable y entra en el rango de la mala nutrición.

Excesos de este tipo de alimentos no aportan los nutrientes necesarios y en consecuencia puede derivarse en enfermedades, como diabetes, obesidad, hiperinsulinismo e hipertensión, entre otras, a muy edades muy tempranas.

Según la organización Cáritas, de promoción y asistencia católica, el 90% de la población está malnutrida, ante el poco poder adquisitivo para comprar los productos que se requieren.

De allí, que muchos se ven en la necesidad de rendir el dinero adquiriendo rubros más económicos y deja por fuera los nutrientes de la proteína animal, frutas y verduras.

La ciudadanía está comiendo mal, cada vez son más las ollas solidarias que se están abriendo en las parroquias, y hay grupos de personas que se atienden a diario porque hay mucha necesidad, como en Sarare, municipio Simón Planas de Lara.

Podríamos decir que un 90% de la población del país está malnutrida, dijo el padre Omar Gutiérrez, coordinador de Cáritas en Barquisimeto, capital del estado Lara.

Consecuencias en niños y adultos

El desequilibrio en la alimentación trae múltiples consecuencias tanto en el niño como en el adulto de la tercera edad, indica la nutricionista Susana Rafalli.

En los niños, los inclina a sufrir afecciones propias del adulto como hipertensión y diabetes, mientras a personas de la tercera edad, los debilita y hasta caen en cama.

“Si no hay una buena alimentación o no sabemos cómo comer el organismo está en desequilibrio, y hace que todos los procesos se vuelvan más lentos y además haya enfermedades. Si hay un exceso de carbohidratos la persona se verá un poco más gordita, pero no está bien alimentada, sino que ese exceso el cuerpo lo vuelve grasa”, refiere.

Aparte de estas patologías, la calidad de vida en las personas de la tercera edad merma de manera considerable, porque al tener una enfermedad de base y no llevar un control en el consumo de carbohidratos provoca complicaciones y siempre tengan los valores altos.

Según datos de la ONG Convite, un 86,9% de los adultos mayores de Venezuela está en situación de pobreza, por lo que deben apoyarse de familiares y organizaciones para poder llenar sus estómagos. Hay quienes solo realizan sólo dos veces al día.

Hay casos en los que las personas buscan levantarse tarde para hacer una o dos comidas en el día, así su organismo se va debilitando, apenas ingieren arroz con plátano o un poco de mortadela que a veces viene en las bolsas CLAP.

65% de los niños que son atendidos a través de Caritas, son menores de 5 años y están malnutridos, por lo que tienen riesgo de desarrollar problemas de lenguaje, la memoria y en el pensamiento o juicio, precisó la nutricionista del programa de alimentación de esta organización, Lesbia Cortés.

Estos riesgos alimentarios son muy altos en Venezuela, de acuerdo con la reciente encuesta sobre Condiciones de Vida de los Venezolanos (Encovi 2022): 7 de cada 10 hogares aún temen quedarse sin alimentos; 6 de cada 10 entrevistados admite que dejó de consumir alimentos saludables; 4 de cada 10 entrevistados dijo que dejó de hacer una comida al día.

Los más perjudicados, quienes reciben un salario fijo, por lo que su capacidad de compra se ve limitada; si gana el sueldo mínimo mensual de Bs. 130, dividido en 30 días, son 4,30 bolívares, lo que costaba un dólar hace 30 años atrás; hoy a precio del BCV son 10 bolívares, pero resulta que los comercios y establecimientos cobran al dólar paralelo, por lo cual ahora son 10,8 dólares, con lo que solo se puede comprar un artículo.

Con este dinero, no se puede adquirir bienes y servicios, por ello el consumo ha caído tanto, no se producen aumentos de sueldos y la inflación sin freno, señala el economista, Naudy Pereira, quien admite hay aumentar en forma desmedida el precio de los productos genera especulación.

Con información de La Prensa de Lara