• August 18, 2022, 9:14 pm
  • info@hastaquecaigalatirania.com
  • Error>

¿Capitalismo salvaje?: Maduro dialoga con productores de alimentos para control de precios

¿Capitalismo salvaje?: Maduro dialoga con productores de alimentos para control de precios

¿Capitalismo salvaje?: Maduro dialoga con productores de alimentos para control de precios

¿Capitalismo salvaje?: Maduro dialoga con productores de alimentos para control de precios


Desde la Redacción Hasta que caiga la tiranía-

El aparente giro de Nicolás Maduro hacia el capitalismo está siendo puesto a prueba. Mientras existe una galopante inflación, intenta conversas con los productores para retornar al control de precios, que se aplicó antiguamente, con topes de precios y amenazas de cárcel para productores y dueños de tiendas.

Así el régimen anunció que inició conversaciones con los productores de alimentos con el fin de controlar los aumentos de precios de los productos básicos.

Las empresas, por su parte, explicaron sus políticas de precios, incluidos los costos de producción, a los representantes gubernamentales, según cuatro personas que asistieron a las reuniones y solicitaron el anonimato ya que las conversaciones son privadas.

Las discusiones iniciales se han centrado en 27 productos básicos, incluidos leche y carne.

“El régimen tiene claro que cualquier percepción de control de precios podría amplificar una contracción económica”, dijo Luis Vicente León, director de la encuestadora Datanálisis. “Más allá de lo que se pretenda hacer, esto siempre genera una inquietud que puede ser muy negativa”.

Ante la hiperinflación que sufre el país, Maduro está recurriendo a medidas para frenarla, cuando la nación ha percibido grandes ingresos que no se ven reflejados en ningunas mejoras; mientras incluso se ventila aumentos en los servicios públicos y es uno de los países con los mayores impuestos a comerciantes y a los pocos empresarios que existen.

Aparte, que según la Asociación de Líneas Aéreas en Venezuela (ALAV) asegura que Venezuela es el país que cobra más impuestos a las líneas aéreas y a los pasajeros.

ALAV explicó que los tres factores que aumentan el valor de los pasajes son la oferta y la demanda, la temporada y los impuestos que cobran los países que se incluyen en los boletos de avión.

El presidente ejecutivo de la Asociación, Humberto Figuera, también indicó que las sanciones han incrementado la totalidad de los impuestos que se cobran al estar restringidos los vuelos directos a algunos países.

A todas estas, muchos son los que se preguntan: ¿a dónde están estos ingresos? ¿el por qué el desespero de medidas restrictivas? Ya no se escucha en boca del dictador la tan citada frase: “socialismo siglo XXI”; sus relaciones con China lo han hecho cambiar de rumbo para dar una sensación de apertura económica, que solo pretenden crear mientras un grupo de “enchufados” son quienes disfrutan de las prebendas de estas negociaciones, dejando a los más desposeídos a la deriva, cada vez con menos acceso a la educación, a la adquisición de la canasta alimentaria y una serie de decaimiento de calidad de vida sin precedentes.

Y es que el dinero no tiene ideología. En su plan de sobrevivir la crisis y la pandemia del coronavirus el régimen de Nicolás Maduro ha dado un viraje de 180 grados pasando del socialismo siglo XXI concebido por el extinto Hugo Chávez al más puro capitalismo salvaje, el extremo del neoliberalismo, donde predomina la ley de la selva y el sálvese quien pueda, considera el economista Víctor Alvárez, ex ministro de Industria y Comercio.

Venezuela es el país de los extremos. La transición y la gradualidad no figuran en su día a día. El agua le está llegando al pescuezo de Maduro y para sobrevivir a la crisis, cuya brutal caída de 30% de la economía nacional en 2020, ha lanzado un plan económico con incentivos para captar inversores, mejor conocido como la “dolarización” que pocos empresarios serios le ven futuro.

A juicio de Alvárez, se produce un “cambio económico sin cambio político para sobrevivir a las sanciones Maduro ofrece oportunidades de negocios e inversión”.

Álvarez fue ministro de Industria y Comercio en los comienzos de Chávez por más de un año en 2001 pero renunció al cargo por diferencias con el caudillo: “La necesidad de sobrevivencia obliga a Nicolás Maduro a ser pragmático y olvidarse del socialismo estatista que no dio resultados. Su gobierno ya no puede sostener empresas públicas en bancarrota que no facturan ni siquiera para pagar la nómina y solo pueden sostenerse gracias a las transferencias que reciben del BCV», dice a ABC.