• January 31, 2023, 7:10 am
  • info@hastaquecaigalatirania.com
  • Error>

Camilla Fabri, de modelo fugitiva ahora defensora de DDHH por ser esposa de Álex Saab

Camilla Fabri, de modelo fugitiva ahora defensora de DDHH por ser esposa de Álex Saab

Camilla Fabri, de modelo fugitiva ahora defensora de DDHH por ser esposa de Álex Saab

Camilla Fabri, de modelo fugitiva ahora defensora de DDHH por ser esposa de Álex Saab


Desde la Redacción Hasta que caiga la tiranía

La confirmación de que Camila Fabri, esposa de Alex Saab estará en las negociaciones de México por parte del régimen chavista, con la credencial de “defensora de los derechos humanos” ha desatado una ola de desagravios por este nombramiento, a sabiendas de lo que quiere el régimen: la liberación del testaferro mayor, que además insisten en presentar como diplomático.

Desde inicios de septiembre se conoció de la futura presencia de Fabri en el grupo liderado por Rodríguez, quien por cierto firma el comunicado de esta designación, cuando esta inclusión fue una de las pocas cosas que acordaron las partes desde su última reunión en mayo, reporte Primer Informe.

Desde la extradición a Estados Unidos de Saab, Camila Fabri permanece en Caracas bajo la protección y vigilancia del régimen madurista.

La italiana, designada como defensora de derechos humanos por la dictadura de Venezuela, es prófuga de la justicia de su país, donde es investigada por corrupción y lavado de dinero vinculado a los negocios del empresario barranquillero encarcelado en Florida.

Vida de lujos

Fabri saltó a la palestra en 2019 cuando la justicia italiana le incautó una serie de lujosos inmuebles, como parte de una investigación sobre los sospechosos movimientos de su millonaria cuenta bancaria.

La socialité había comenzado a mostrar un nivel de derroche que no se correspondía con su sueldo de 1.800 euros al mes: gastos extremadamente altos, manteniendo un alquiler de 5.800 euros al mes y una camioneta Range Rover estimada en 55 mil euros.

En el 2018, su nivel de vida se elevó al comprar un apartamento en el cuarto piso de la Via Condotti, una de las calles más chic de Roma; valorado en 4,8 millones de euros, según la prensa italiana.

Para esa fecha, las autoridades italianas le incautaron un departamento de lujo, obras de arte y cerca de 1,8 millones de euros a su nombre.

El seguimiento de la fiscalía italiana a Fabri, reveló que el dinero provenía del Reino Unido, transferido por Kinlock Investment, una compañía dirigida por el novio de su hermana, Lorenzo Antonelli, quien, al igual que la esposa de Saab, está prófugo de la justicia italiana.

Antonelli también se le acusa como testaferro de Saab, en su trama para lavar el dinero de la corrupción venezolana. El cuñado de Fabri era la cabeza de Adon Trading FZE y de otras compañías del conglomerado de empresas creado por Saab, entre ellas Asasi Food FZC, Marilyns Proje Yatirim y Glemore Proje Insaat.

Luego, ahora este año, salieron a relucir los nombres de Arianna y Patrizia Fiore, tías de Camilla Fabri, detenidas en Roma por nexos con una red de lavado de dinero dirigida Saab.

Detenciones producidas luego de una orden de aprehensión, que también se extendía hacia otras dos personas, contra su sobrina Camilla Fabri y Lorenzo Antonelli, esposo de la hermana de Fabri, también fuera de Italia.

Las dos detenidas, de 47 y 45 años respectivamente, están en arresto domiciliario y todos son acusados por asociación delictuosa y diversas causas relacionadas a blanqueo de capitales, autoblanqueo y transferencia fraudulenta de activos.

Ordenes de captura que surgieron de una compleja investigación, iniciada hace tres años, en que se mezclaron un escándalo de la ayuda humanitaria para Venezuela y cuentas en países complacientes que resguardaban el inmenso capital de Álex Saab.

Según reportó Corriere della Sera, Saab se apoderó de parte de los fondos destinados para ayudar a la población, los hizo pasar por Italia y luego lo custodió en Rusia y otros paraísos fiscales.

Los 1,8 millones de euros incautados en una cuenta vinculada a Fabri, es la misma suma que se habría embolsado sus dos tías en su intento de blindar el origen ilícito del dinero, señala Primer Informe.

¿Secuestrada por Maduro?

Durante el proceso legal para extraditar a Álex Saab hacia los Estados Unidos, su actual esposa, la modelo italiana Camila Fabri, se mantuvo bajo perfil, era poca conocida.

Algunos reportes la ubicaban en Moscú, la capital de Rusia, desde hacía meses; de allí su sorpresiva visita a Caracas a mediados de octubre.

La familia de Saab, su esposa y al menos tres hijos, estarían bajo el poder del régimen chavista; incluso su aparición en un acto público, Fabri lucía incómoda y reiteró que, supuestamente, su esposo no colaborará con EEUU.

Fabri había intentado visitar a su esposo mientras estuvo en Cabo Verde, pero las autoridades no le aprobaron las visitas a tiempo. Medios de Cabo Verde, informaban que se trataba de una maniobra política para presionar al pequeño país insular.

Ahora en Venezuela, Fabri se ha dedicado a encabezar mítines sin mayor asistencia en los que exige a Estados Unidos la liberación de su esposo y en los que repite que Saab no cooperará con la justicia norteamericana.

“Álex Saab jamás se doblegará. Hemos sido siempre una familia muy, muy unida. Como él está secuestrado, nosotros también lo estamos”, ha pronunciado. Incluso, leyó una carta escrita por su pareja en la cual supuestamente se niega a colaborar con EEUU.

“Declaro que estoy en pleno uso de mi razón, que no soy suicida, por si acaso me asesinan y dicen que me suicidé, algo que nunca haría”, declaró Fabri durante un acto realizado desde la plaza Bolívar de Caracas. ¿Cómo sabremos quién está detrás de todo este entramado, cuando hay un psiquiatra como líder de la comitiva chavista?

La ahora defensora de derechos humanos de la delegación chavista en México, buscada internacionalmente por la justicia italiana y protegida por el régimen de Nicolás Maduro, se sentará a discutir temas claves del futuro de Venezuela, por ser esposa de Álex Saab.

Sus primeros pasos

"Soy estudiante y como hobby, para reunir dinero, soy modelo, me gustaría ser presentadora o columnista", así se presentaba Camilla Fabri a sus 19 años en un video a orillas del mar publicado en YouTube en 2014, en el que promocionaba su participación en el programa #selfielasfida.

Nacida en las afueras de Roma en 1994, la joven ignoraba en ese momento que cinco años después de filmar aquel cándido video, su nombre aparecería en los principales medios de su país, no como columnista, sino por acusaciones de lavado de dinero.

Tras haber declarado sueldos como vendedora a tiempo parcial, en 2019 dentro de sus gastos se incluían un alquiler mensual de 5.800 euros y un vehículo Range Rover Evoque valorado en más de 50.000 euros, según reportó el diario Corriere della Sera.