• July 26, 2021, 11:17 pm
  • info@hastaquecaigalatirania.com

Trabajadores denuncian desmantelamiento de celdas de CVG Venalum para venderlas como chatarra

Trabajadores denuncian desmantelamiento de celdas de CVG Venalum para venderlas como chatarra

Trabajadores denuncian desmantelamiento de celdas de CVG Venalum para venderlas como chatarra

Trabajadores denuncian desmantelamiento de celdas de CVG Venalum para venderlas como chatarra


Desde la redacción Hasta que caiga la tiranía.-

A través de un comunicado, publicado el 18 de junio, la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) Venalum informó que el ministro de Industrias, Tarek El Aissami, aprobó un punto de cuenta para iniciar "la adecuación tecnológica de las celdas de reducción electrolíticas de Complejo II".

La presunta "adecuación tecnológica" consiste en desmontar 360 celdas P-19 de las líneas 3 y 4 en Venalum, para instalar 160 celdas V-350, medida que desde el comienzo fue criticada por trabajadores, técnicos y dirigentes sindicales, quienes han alertado que el proyecto del El Aissami, en complicidad con la junta directiva de la empresa, es desmantelar el complejo para vender el aluminio de las estructuras y que realmente no se realizará ninguna mejora.

En el año 2008, cuando Hugo Chávez estatizó esta importante empresa aseguró que lo hacía para el bienestar de los trabajadores. Hoy vemos el fracaso de su proyecto, no solo en las cifras, que demuestran cómo los niveles de producción de la CVG cayeron de manera alarmante, debido a la falta de inversión y el descuido de las celdas, sino en la reducción del personal, desmejora en las condiciones y el desangramiento de una empresa que ahora desarman para vender como chatarra.



"Más económico es no destruir una infraestructura para colocar otra sobre ella (…) Si no ha habido recursos en Venezuela para cuestiones humanas ¿cómo es que va a haber recursos para instalar una línea de celdas de alto amperaje? Es un engaño a la opinión pública", expresó Ángel Brito, dirigente sindical de CVG Venalum, según reseñó Correo del Caroní.

De igual manera, Manuel Díaz, exdirectivo del sindicato de Venalum y trabajador de la compañía, dijo que "eso es una farsa, instalarán una y harán un acto político para tratar de engañar".

La semana pasada, los trabajadores de CVG Venalum volvieron a alzar su voz para denunciar lo que ocurre en la empresa. Detallaron que han sido desinstaladas 360 celdas, equivalentes a 40% de la capacidad instalada de la estatal que es de 905 celdas, desde el viernes 16 de julio, en horas de la noche.

"El desmantelamiento comenzó con una contratista y parte de un grupo de trabajadores. Son 360 celdas instaladas en complejo 2, en las líneas III y IV, que cada una de estas tiene 180 celdas de tecnología P-19. Complejo 2 tiene mucho que dar y producir, son celdas que pueden estar produciendo aluminio primario por muchos años más", explicó Brito.

Asimismo, indicó que la estatal del aluminio habla de una adecuación tecnológica que sería cambiar a celdas venezolanas V-350. Sin embargo, Venalum tiene un proyecto que quedó en ejecución, que es la VI línea que incluía 180 celdas de esta nueva tecnología, pero no se está desarrollando.

"Van a desmantelar ese complejo y no harán nada. Para colocar celdas V-350 en el complejo II hay que hacer una gran inversión, no creo que hagan nada allí. Pasará como Alcasa, trasladaron camiones y camiones de puentes y anillos para fundirlos en Venalum y todo eso se vendió", dijo un empleado de la industria, que pidió mantener su nombre en reserva.



Correo del Caroní, precisa que a finales de 2020 en CVG Alcasa desmontaron las celdas de las líneas 3 y 4 con el fin de instalar un laminador de Serlaca que está incompleto y con equipos averiados. El desmantelamiento de las celdas que eran el corazón de la planta, significó la pérdida de puestos de trabajo, algo que consideran se puede agravar con el desmontaje de las celdas en Venalum.

En ese sentido, Díaz calificó como un “genocidio industrial” el desmantelamiento del complejo. “No estoy en contra de las celdas V-350, lo que estoy es en contra de que desmantelen el complejo II porque podría adecuarse y arrancarse. Son 172 mil toneladas de aluminio al año las que da ese complejo”, manifestó.

De igual manera, alertó que se está generando un problema social y laboral tanto al estado Bolívar como al país. “Van a dejar a más de 1.500 trabajadores cesantes, que van a quedar sin puesto de trabajo”, sostuvo.

De acuerdo con el portal informativo TalCual, los trabajadores han recibido mensajes en los que se les prohíbe acercase al Complejo II y tomar fotografías o hacer grabaciones. “Quienes sean detectados en estos Actos de Conspiración o se sospeche de estar Pasando Información a los Detractores de este proyecto socialista, serán sacados del Área Industrial de Planta por nuestra Gloriosa (GNB) y serán suspendidos de la contingencia de inmediato al igual que su ficha”, indica uno textualmente.



“Maduro debe estar enterado, ahora… Maduro debería enterarse también de que de acuerdo con el artículo 25 de la Constitución, eso es un patrimonio del Estado (…) Están destruyendo un patrimonio del Estado venezolano”, dijo Díaz. Además, agregó que, aunque actualmente son gobierno, en algún momento pueden ser condenados por la destrucción de esas celdas.

Díaz estima que solo en la estructura de las celdas P-19 solo hay 8.100 toneladas de aluminio, que serán chatarreados en lugar de reactivarse y producir 160 mil toneladas al año. “Vinieron a quebrar esa planta y a dejar a muchos padres de familia en la calle”, lamentó.

Actualmente, en la CVG hay casi 6.000 trabajadores activos y 1.800 jubilados y pensionados, sin embargo, para la producción de 905 celdas se necesitan solo 3.000 trabajadores, informó El Pitazo.

“Es decir, ya hay un excedente de casi 3.000 empleados. Si nos quedamos sin esas 360 celdas están en riesgo 4.000 puestos de trabajo. Muchos trabajadores no se han enterado de que su empleo está en riesgo”, mencionó Brito.

El llamado de los sindicalistas y los trabajadores es a las autoridades de la Contraloría General de la República y de la Fiscalía General de la República a investigar lo que sucede en la empresa estatal y tomar medidas que frenen este crimen contra este patrimonio del país y contra la población.

Son estos mismos delincuentes de la cúpula de poder chavista que han desangrado la nación, llevando a pique las industrias más importantes del país, abusando de su poder y llenando sus bolsillos con actos de corrupción y falsas promesas, quienes acusan a Estados Unidos y a la comunidad internacional de la crisis y la miseria que hay en el país y quienes esperan que se les devuelvan los activos de Venezuela retenidos en el extranjero para seguir despilfarrando y quebrando la nación, sin pensar en los ciudadanos.